Blogia
::: Dorotatxu :::

8ª PREGUNTA REALIZADA

Nos encontramos en esta ocasión con una pregunta de Nombre. Para leerla y poder opinar, tendríais que pinchar en comentarios
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Dorota -

Acabo de releer tu intervención, Nombre, y también te diré que de todo ésto ya venimos hablando...

Si es cierto que el modo de entender la Transcendencia es variado, debido a las diferencias de interpretación, de transmisión y/o culturales.

Pero la Iglesia de Cristo no sólo no desaparecerá, sino que pre-existió al pecado original, o, dicho de otro modo, existe desde el mismo momento de la existencia de seres humanos (o, en todo caso, de seres capaces de Ella) si me apuras tanto en éste como en cualquier otro planeta que pudieras imaginar.

Esto es así, porque es el Poder del Espíritu de Dios quien la vitaliza, siendo ésta la única condición para que la Iglesia sea auténticamente y siga siendo auténticamente Iglesia.

Tal vez te lo he dicho muy condensadamente, pero si sobre ésto quieres hacer alguna pregunta, estoy a tu disposición.

Un cordial saludo.

Dorota -

Aunque sea a modo de campaña publicitaria, a mí me gusta.

Pensad que las cosas tienen un comienzo, y que hasta hace relativamente poco, las mujeres no teníamos derechos civiles, además de -como los negros- no tener alma (de ésto hace algo más, pero bueno)

Lo de que las mujeres no teníamos alma se lo oí a Gorka Landaburu el otro día, para mí es una novedad. Lo de los negros ya lo sabía.

Pero, en todo caso, ya sabéis que para mí los seres humanos somos exactamente iguales, éso sin considerar el papel "callado" y "sumiso" que realizan mis congéneres dentro de la Iglesia, y sin el cual la Iglesia no funcionaría.

No sólo es justo que se oiga su voz, sino que considero justo también que tengan participación al nivel que se merecen.

Dorota -

Te voy a aclarar un par de cositas, Nombre:

En primer lugar te diré que JML no es una mujer, y en segundo, que él -junto con Hola y Joaquim- precisamente es uno de los tres más "excelentes relativistas" que me he encontrado en este blog.

Del resto, ya se ocupará él.

Un cordial saludo.

Nombre -

Si es una cuestión de tiempo... hay religiones que tienen muchos más años que 2000... ¿las hace eso más verdaderas? Por otro lado, estarás de acuerdo conmigo que 2.000 años frente a los cientos de miles de años (si no millones) de la evolución es más bien poco tiempo. Antes que la Iglesia Católica existieron otras religiones, que duraron más de 2000 años y se acaboron extinguiendo como acabará extinguiéndose la religión católica. Sólo es cuestión de tiempo. De todas formas te doy la razón JML, a ésta (para utilizar tu mismo lenguaje despectivo) le doy un éxito pírrico y una gloria de, a lo sumo, diez minutos. Ya os encargaréis de cortarle las alas... no vaya a ser que la gente se plantee cosas y empiecen a pensar por sí mismos.
Me pregunto si te has planteado alguna vez que puedas estar equivocada...

JML -

A ésta le ahuguro yo un éxito pírrico y una gloria de, a lo sumo, diez minutos.

Mira que pretender desanquilosar a la Conferencia Episcopal...

Como si los obispos no supieran perfectamente lo que están haciendo. Dos mil años de supervivencia les avalan.

JML

Joaquim -

¿Dónde hay que firmar?

Dorota -

Por si alguno tenéis problema para encontrar la página, voy a reproduciros el artículo.
Dice así:
"
Los obispos tienen una rival


La bilbaína Elena Sanz se presenta como candidata a la presidencia de la Conferencia Episcopal para defender, entre otros, a gays y lesbianas


¿Una mujer poniendo los puntos sobre las íes a Rouco y Cañizares? ¿Ciencia ficción? Bueno, tiempo al tiempo Que aquí tenemos a Elena Sanz: una chica que pisa fuerte y sin complejos. Tiene 30 años y no le asustan «nada-nada» los tiempos que corren. Es de Bilbao y tan echada para adelante que hasta se ha presentado como candidata a la presidencia de la Conferencia Episcopal Española. Los prelados pueden echarse a temblar; su rival tiene novio, no es madre y va a misa sin cargo de conciencia.

A poco más de una semana de la renovación de los cargos ejecutivos de los obispos, Elena ha decidido dar un paso al frente y adelantarse a la celebración del Día de la Mujer Trabajadora que se conmemora el 8 de marzo. «Las responsabilidades deben compartirse. El poder no puede estar en manos exclusivamente de los hombres. Y, encima, de unos pocos. ¡Los obispos deciden por todos nosotros! Se nos considera menores de edad, personas sin criterio », se queja indignada.

El colectivo Eliza Gara-Bizkaia (un grupo cristiano de base, integrado en el movimiento internacional Somos Iglesia) ha tomado cartas en este asunto sin pensárselo dos veces: respaldan a Elena como candidata a la presidencia de la CEE, «sin más propósito que dar un puñetazo encima de la mesa, queremos hacer visibles nuestras inquietudes y yo seré la cabeza visible». Y vaya si lo consiguen. El eco de su último golpe de efecto todavía retumba en la diócesis de Bilbao. «Hace cuatro años, un compañero leyó un documento a favor de los homosexuales en una misa de Urkiola, delante de Ricardo Blázquez». La conmoción fue tal que le costó el puesto a Aitor Urresti, responsable Pastoral de Juventud en Deusto y San Ignacio, «por haber facilitado su difusión».

Sea como sea, el precedente de Urkiola no inquieta a Elena. No ejerce ningún cargo de responsabilidad, tiene un contrato temporal en una entidad de carácter social vinculada a la diócesis y se siente «libre para hacer y decir lo que quiera, de acuerdo con mi conciencia y a la luz del Evangelio». Ésa es la doctrina de la Iglesia, insiste la joven bilbaína. Así se entiende que «la mayoría de los creyentes defienda el uso del preservativo y la comunión de los divorciados». Y hay más, como gran parte de la sociedad civil, «muchos apoyamos el matrimonio de los gays y lesbianas». Ahí queda eso.

Hacia la perdición

Ante tanta heterodoxia desbocada, la propia Elena admite que «es comprensible la reacción de la Conferencia Episcopal, le ven las orejas al lobo y les da muchísimo miedo perder poder». De ahí que aprieten las tuercas y atemoricen a la grey porque «piensan que la sociedad española se encamina hacia la perdición». Y nada más lejos, tranquiliza Eliza Gara-Bizkaia; «con mi propuesta dejamos claro que hay futuro, que hay esperanza». Ellos apuestan por el cambio, con una candidatura que han bautizado 'Iglesia 2.0' «porque, como pasa con la informática, es imprescindible renovarse». Hay que ponerse las pilas y sintonizar «con el Pueblo de Dios», de lo contrario se corre el peligro de no salir del punto muerto.

«Eso sería lo peor. ¡No podemos vivir anclados en el pasado! Ése es precisamente el error de los obispos. Viven en otra galaxia». Unos y otros están a años luz. Visto lo visto, ¿será Elena Sanz la solución? Dios dirá".

A la espera de vuestras opiniones, os adelanto que a mí se me antoja una posibilidad -aunque poco realista al día de hoy- muy alentadora.

Recuerdo el caso de Aitor Urresti, y recuerdo también que me causó gran dolor.

¡Mucho ánimo, Elena!

¡Lástima que no se me haya ocurrido a mí misma!

Dorota -

A mí, querido Nombre, tendrás que esperarme hasta la noche.

Mientras tanto, tal vez alguien se anime...

Nombre -

Pues te propongo comentar esta noticia:
http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20080222/gente/obispos-tienen-rival-20080222.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres