Blogia
::: Dorotatxu :::

POLVO ENAMORADO

Perdonadme este extravagante modo de introduciros en la Cuaresma. Lo hago, porque la Cuaresma es un tiempo de reflexión, y no otra cosa es la consideración de que, si bien la Liturgia nos recuerda hoy (Miércoles Santo) algo evidente como que somos polvo, y en polvo nos hemos de convertir, también nos resulta evidente que, si somos polvo, lo somos enamorado.

Así, y en la Cuaresma, la Iglesia nos invita a reflexionar.

Personalmente (y que Dios me perdone), no me dice mucho la evocación de la flagelación, de la crucifixión, etc...

Estoy convencida y me se tan flagelante y tan crucificante como en su momento lo fueron los autores de aquellos hechos.

De hecho, estoy convencida también de que si Jesús estuviera hoy físicamente entre nosotros, su mensaje nos resultaría tan transgresor y tan exigente, que con toda probabilidad y fácilmente le volveríamos a crucificar.

Pero yo creo que el mensaje de la Cuaresma no es ése.

Que la Cuaresma no tiene otro sentido que el remitirnos a la Resurrección.

Para ello, y como sostengo, yo creo que hemos de centrarnos en el análisis de nosotros mismos.

En que somos polvo y en polvo nos hemos de convertir, sí.

Pero también en que, si somos polvo, lo somos de una manera muy especial: polvo llamado a sobrevivir en tanto que, enamorado y participante en el polvo de Cristo, seamos capaces de llegar a participar también, con Él y en Él, de la eternidad del Amor.

El auténtico calado en esta verdad, es lo que lleva al ser humano a la conversión.

A reflexionar sobre ella os remito pues con este artículo, por considerar que sería una pena que, enamorados y adheridos a otras contingencias, no llegáramos a participar de la verdad del Amor...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Martika -

Otra q crees q no tiene razon!

Dorota -

Tu intervención es buenísima, Gorka, salvados los elogios que me haces, claro...
A veces conseguís sonrojarme.
Menos mal que soy consciente de que no tenéis razón.
Un cordial saludo.

Gorka 97 -

"Que la Cuaresma no tiene otro sentido que el remitirnos a la Resurrección"
Dorotatsu en este frase lo dice todo.
Con la Resurreción empieza la nueva humanidad, donde la Vida y no la Muerte es la última palabra.
Dios que es Padre en Jesús nos dice lo que es Dios y Jesús es el tipo de hijo de Dios , de persona que quiere que seamos. TODOS SOMOS HIJOS DE DIOS, que busca especialmente al que más lo necsita.
El servicio será el alma de nuestra vida que es esa muerte a nosotros mismos origen de vida y así al morir seguimos el destino de Cristo Resucitado.Por eso toda muerte es pasar a la calidad de vida del Resucitado, donde la capacidad de gozarla, la hemos hecho nosotros aquí, en la medida que en esta vida hemos sabido compartir, hacer una buena convivencia entre nosotros.
Dios al ser padre quiere que ya en esta vida seamos felices y libres.
Esa capacidad nos da El mismo a través del Espíritu, que está a nuestro alcance en la medida que le permitamos actuar
De esto Dorotatsu es maestra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres