Blogia
::: Dorotatxu :::

capítulo I.6 de SEÑOR DIOS, IMAGEN Y DON

capítulo I.6 de SEÑOR DIOS, IMAGEN Y DON

Le pregunta Dorotatxu a su abuela si Señor Dios tenía una Señora Dios… Vamos a ver ahora lo que ella le contesta:

 

o       ¡Pero el Señor Dios no tenía una Señora Dios!...

Claro que no, “pillina”...

... a El no le hacía falta...

 

Imagen procedía del querer y del poder de El Señor Dios...

 

o       ¿Y por qué no nació normal, amama?

Bueno, sí que lo hizo,

... si consideramos la especial forma de ser, de actuar y de comunicarse de El Señor Dios, chiquitina...

 

Verás:

Es al transmitirles la vida cuando los papás comunican a sus hijitos una forma de ser, una forma de actuar y una forma de relacionarse como la suya...

 

Y es esa forma de ser, de actuar y de compartirse que los papás y las mamás transmiten a sus hijitos,

... la que hace que los hijos de los gatitos sean y se comporten como gatitos,

... los de los perros como perritos,

... o los niñitos como personas…

 

El Señor Dios también compartió con Imagen una forma de ser, una forma de actuar y una forma de relacionarse como la suya, y por eso decimos que Imagen es igual que El Señor Dios...

 

Ese fue el primero de los motivos por los que El Señor Dios le puso su nombre, ¿lo recuerdas?...

o       Sí.

¿Y recuerdas el otro también?...

o       No…

 

Pues el segundo de los motivos era,

... que como Imagen era la voluntad de El Señor Dios hecha realidad, y además tenía el Don,

... Él era también el modo en que las cosas que El Señor Dios imaginaba se hacían realidad...

o       Sí…

 

Pues bien...

Un buen día El Señor Dios decidió compartir su Amor con todos nosotros…

 

Y como Imagen era la voluntad de El Señor Dios hecha realidad,

... y también el modo en que se hacían realidad para nosotros los deseos de El Señor Dios…

o       ¿Qué, amama?…

 

Pues que sucedió que, conforme a su voluntad,

... El Señor Dios nos regaló su Amor en Imagen,

... regalándonos al hacerlo la vida con su Don…

 

Entonces verás:

 

Los niños nacen,

... porque contando con lo que sus aitatxus y sus amatxus son,

... y contando también con el amor que se tienen entre los dos, El Señor Dios les regala la vida...

 

o       ¿Y los aitás y las amás no hacen nada, amama?...

Sí, bonita...

 

Los aitatxus y las amatxus,

... queriéndose mucho,

... colaboran con el Amor de El Señor Dios...

o       Ah…

 

(…)

 

¡Bueno!.

Ya sabes cómo nacen los niños, y muchos animalitos más...

 

Otros, y también las plantas, aunque no tengan una amá y un aitá, también reciben de El Señor Dios el ser y la vida para que puedan de ese modo manifestar en ellos la Gloria de El Señor Dios, pero de eso luego hablaremos...

 

Vamos a dejarlo aquí para empezar ahora con el juego, ¿te parece bien?...

o     Sí, amama

© Reservados todos los derechos 2006

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres