Blogia
::: Dorotatxu :::
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

capítulo I.2 de SEÑOR DIOS, IMAGEN Y DON

capítulo I.2 de SEÑOR DIOS, IMAGEN Y DON

Si lo recordáis, nuestro texto anterior terminaba cuando la niñita le preguntaba a su abuela cómo eran “exactamente” Señor Dios, Imagen y Don. ¡Veamos ahora cómo sigue su conversación!...

 

Pues verás, bonita...

... ¡Vamos a hacer un dibujito para que lo entiendas mejor!...

¿Recuerdas aquel molinillo de viento que te compré el verano pasado?...

o Sí, amama

¿Sí?...

… ¡Pues trata de dibujarlo, y mientras tú lo dibujas yo haré uno con estos pedacitos de cartulina!...

o ¿Así está bien, amama?...

Sí, chatilla,

... ¡muy, muy bien!...

o ¿Lo pintamos ahora?

Si tú quieres…

o ¿Y de qué color?...

Pues mira:

... ¡vamos a pintar un lado de cada color!...

El lado de arriba lo pintaremos de azul, ¿te parece bien?...

… y ahí pondremos el cielo, lo que no pesa...

o Sí, amama…

Bueno…

… ¡pues ese será el color de El Señor Dios!…

El lado izquierdo lo pintaremos de amarillo, ¿sí?...

… y ahí vamos a poner todo lo que tiene luz, ¡todo lo que podemos ver!...

o ¡Vale!...

Bien…

… ¡pues ese será el color de Imagen!…

Y el de la derecha, de rojo...

o ¿De rojo?

Sí, bonita, de rojo…

En el rojo pondremos aquello que hace que las cosas se muevan, ¿estás de acuerdo?...

… la fuerza, la energía...

o Sí, amama: ¡el rojo me gusta!

Está bien…

… ¡entonces el rojo será la imagen de Don!...

o ¿Y de qué color le pongo el centro, amama?...

Pues...

… ¡Ponle una perlita blanca, mi amor!…

Yo creo que será lo mejor,

… porque como El Señor Dios es tan bueno...

o ¡Vale!...

o ¡Ya está, amama!, ¿te gusta?...

¡Está ideal, chiquita!...

... ¡hay que ver cuánto me ayudas!...

Pero ahora vamos a hacer una cosita, ¡verás!...

Yo voy a sujetar el molinillo por atrás y le voy a dar unas cuantas vueltitas a ver qué pasa...

... ¡así!...

¿Cómo lo ves ahora?...

… ¿No da igual en qué lugar esté cada color?...

o ¡Es verdad, amama!...

¿Y si le damos vueltas muy, muy rápido?...

o ¡Amama!...

o … ¡pero si es una rueda blanca y ya no se distinguen los colores!...

Así es, bonita:

... ¡sólo se ve el blanco!...

o ¿Y por qué sólo se ve el blanco?...

Pues…

Sólo se ve el blanco, porque el azul, el amarillo y el rojo son los colores básicos, chiquitina...

o ¿Y eso qué importa?

Pues eso importa mucho, corazón…

… porque esos tres colores juntos, que es como los vemos cuando se mueven muy rápidamente las aspas de nuestro molinillo…

… ¡los tres están en el color blanco, y los tres son el color blanco!…

Pero importa mucho también…

… porque es de una fuente de luz blanca precisamente de donde proceden el resto de los clores…

o ¿De verdad, amama?

Sí, bonita…

… ¡de verdad!...

o ¡Qué guay!...

¿Te gusta?...

Pues me alegro mucho, tesoro...

... ¡porque así son El Señor Dios, Imagen y Don!...

o Pero ellos no son un molinillo, ¿verdad, amama?...

Pues claro que no, chiquitilla...

… ¡El Señor Dios, Imagen y Don son el Amor!…

o ¿Entonces por qué hemos pintado un molinillo?...

© Reservados todos los derechos 2006 .

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Dorota -

¡Me alegro tanto de que os vaya gustando!...

Con vuestro ánimo -y como decía el otro- "la vida me dáis".

La idea del molinillo, querida Maitane, fué "poquito a poco" y después de haber dedicado un montón de horas a su elaboración.

Por cierto, sé muy bienvenida.

Begoñi -

Qué delicia, Dorotatxu! es un auténtico regalo

Maitane -

Y cómo se te ha ocurrido la idea del molinillo??? No veas lo buena qu eme parecºe.

Patxi -

Es un texto lleno de luz. Te felicito

Martika -

Genial! A tope con los dibujos!Porq me encantan
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres