Blogia
::: Dorotatxu :::

DE FIESTA CON SS. MM. LOS REYES MAGOS

En oriente -de donde provenían-, el término Mago equivalía a Sabio. Eran pues, tres hombres sabios que habían dejado todo para, guiados por la luz de la Navidad, acudir en busca de la verdadera Sabiduría. Mientras su viaje transcurría, el Niño Dios había nacido, y así fué anunciado por un ángel a algunos pastorcillos, al tiempo que un coro de seres celestiales cantaba la Gloria de Dios y anunciaba su Paz para todos los hombres y mujeres que ama El Señor.

En Belén se encontraron Sus Majestades, pues, con un Niño chiquito. Un Niño que les enamoró.

Comprendieron que Él mismo era la Sabiduría de Dios, y ante Él se postraron y presentaron sus ofrendas: oro como rey, incienso como Dios, y mirra como hombre. Pero ellos fueron los principalmente regalados, puesto que a la vista del Niño Dios, Sus Majestades vieron cumplida la razón de su esperanza.

Así nos dice el Evangelio que fue la Epifanía del Señor, es decir, la primera manifestación sensible de Dios a los hombres. El 6 de Enero, por tanto, aunque celebramos la fiesta de los Reyes Magos, en realidad lo que estamos celebrando es la fiesta de la presentación ante todos nosotros del Hijo de Dios. 

Compartiendo en espíritu aquel momento y en recuerdo de los presentes que los Magos depositaron ante Aquel Niño, los que nos aman y a quienes amamos nos ofrecen y nosotros también les ofrecemos algunos regalos, que no son sino expresión del don de nosotros mismos: de lo que somos y tenemos. Una manifestación de nuestro amor.

Pero puesto que si algo no está limitado por el tiempo y el espacio es el Amor (todos sabemos que amamos cosas presentes, pasadas y por venir), trasladémonos ahora con nuestro amor y con nuestras familias hasta aquella gruta, y compartamos aquella fiesta y aquel don de cadaquién.

Así las cosas, celebraremos nuestro particular Cotillón.

La cita sería en Belén. La Luz, provendría del Niño Dios, y el "subidón" nos lo provocaría el sentirnos enamorados y el sabernos compartiéndonos en el Amor.

Cuando el Niño Jesús vea nuestros intentos, no podrá por menos que sonreírnos, y así nosotros -de Él enamorados como les pasó a los Reyes Magos- volveríamos de nuestra fiesta completamente dispuestos a ser sus apóstoles y a dar razón a quienes nos quisieran escuchar, de la Buena Nueva...

Pero voy a aprovecharme un poquito de la situación.

Puesto que en esta fiesta cada uno estaríamos compartiendo cuanto somos y tenemos con el Niño Dios y entre nosotros, y entre nosotros estarían también los Reyes Magos, tal vez SS. MM. quisieran  hacernos a todos  un regalo muy especial... 

Si así fuera, yo les pediría que nos regalaran un poquito de su Magia, es decir, un poquito de su Sabiduría, para que pudiéramos mirar al Niño con los mismos ojos que le vieron Ellos...

... ¿vosotros creéis que nos lo concederán?...

Así, contando con nuestra disposición, enamorados por el Niño Dios, y con el regalo tan especial que sin duda nos harían SS.MM. los Reyes Magos, realmente podríamos hacer entre todos y de nuestra vida, una Feliz Navidad (que era lo que desde el principio nos proponíamos), ¿no lo creéis así?...

Una vez hecha la convocatoria, y al tiempo que a todos invito, os deseo, pues,

  • Que disfrutéis mucho de esta fiesta,
  • que siempre tengáis mucho amor a vuestro alrededor,
  • que sepamos hacer don de nosotros mismos,
  • ... y que hagamos de nuestro Cotillón -en lo que de nosotros dependa- una manifestación de gozoso Amor...

¡Quiera Dios que asi sea!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

Dorota -

Si queréis, a las 00:00 podemos quedar para darnos nuestros regalos, ¿os parece bien?.
¡Seguro que el Niño nos esperará!

Almu -

Yo estoy con Martika, ¿a qué hora quedamos?

Gorka -

"Pero puesto que si algo no está limitado por el tiempo y el espacio es el Amor (todos sabemos que amamos cosas presentes, pasadas y por venir), trasladémonos ahora con nuestro amor y con nuestras familias hasta aquella gruta, y compartamos aquella fiesta y aquel don de cada quién."
Las reflexiones de Dorota tiene la Sabiduria, la Libertad que tiene una persona que tiene la experiencia de Amor del Padre mostrado en su Hijo y que el Espíritu Santo nos traamite al hacernos hijos de Dios; es lo que han hecho nuestros aitas y lo que hace el Espíritu Santo es procurar darnos su plenitud de vida, de libertad, en la medida que le dejamos hacer, como ha pasado en la vida que nuestros aitas nos han trasmitido.
La acción del Espíritu busca dar plenitud a lo que hemos recibido de nuestros aitas.

Dorota -

De hecho, en la Iglesia de Oriente se celebra así, Hola...

Sin embargo, en nuestra liturgia, distinguimos entre el nacimiento de Jesús propiamente dicho, y su presentación.

Como he dicho en el artículo, aunque se ha popularizado la fiesta como la de los Reyes Magos, en realidad lo que celebramos el 6 de Enero es la Epifanía de Nuestro Señor.

Martika -

Absolutamente de acuerdo contigo.
¿A qué hora está prevista la fiestuqui?. Allí estaremos.

Hola -

igualmente...
(si las fechas a celebrar no estan nada claras, ¿sería tan complicado cambiar la visita real al dia 25?)
Saludos x ahí a todo el mundo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres