Blogia
::: Dorotatxu :::
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A VECES PODEMOS SER FAROLILLOS...

Esta reflexión se me ha ocurrido tras la lectura de varios artículos que sobre las supuestas dudas de fe de Teresa de Calcuta han ido apareciendo en estos días.

Al parecer, la madre Teresa de Calcuta hizo el voto en 1942 de no negar nada a Dios, y en una de las cartas que ella escribe, podemos leer lo siguiente "Estuve a punto de dejarlo y entonces recordé el voto y eso me hizo levantarme".

Hay un buen libro para leer y comprender algunas de sus vivencias. Se trata de "Fire Within" (fuego interior) del padre Thomas Dubay.

En él se nos habla del sufrimiento de la pérdida y del sufrimiento de la sed, para explicar que el sufrimiento de la sed es más duro. Se nos dice también, que en el camino hacia la auténtica unión con Dios existe una etapa purgativa, la llamada "noche oscura" tras la que el alma entra en un estado de éxtasis y verdera unión con Dios. 

Pero como dice el P. Dubay, "aunque a veces la contemplación es deleitosa, otras es sustituida por una fuerte sed de Dios".

Teresa de Calcuta solía decir que la mayor pobreza era la de no sentirse amado, solicitado, cuidado por nadie, y era exactamente lo que ella esperimentaba en ocasiones en su relación con Jesús.

Así, su sufrimiento redentor era parte de la vivencia de su carisma al servicio de los más pobres de los pobres.  

Para ella, el sufrimiento era no sólo un medio para identificarse con la pobreza física y material, sino que a nivel interior se identificaba con los no amados, con los que están solos, con los que son rechazados.

Se diría que renunció a su propia luz interior para iluminar a quienes vivía en la oscuridad diciendo: "Se que no son más que sentimientos"

Era consciente que su sed de Luz no podía enturbiar el fundamento de su misión.

«Si un día llego a ser santa, decía la M.Teresa, seguramente seré una santa de la “oscuridad”. Seguiré estando ausente del Cielo para dar luz a quienes están en la oscuridad en la tierra...».

Así es como comprendió su oscuridad. 

Es posible tener una «alegría cristiana objetiva», como la llamó Carol Zaleski, y al mismo tiempo entrar en la prueba o sentimiento de no tener fe, porque no hablamos de los sentimientos de dos personas, sino de los de una persona con sentimientos a diferentes niveles..

Podemos realmente estar viviendo la cruz de algún modo -es dolorosa y nos hace daño-, y aunque la espiritualicemos esto no quita el dolor. Ahora bien, al mismo tiempo, podemos estar alegres porque estamos viviendo con Jesús, y esto no es falso.

Aquí está el cómo y el por qué la madre Teresa vivió una vida tan llena de alegría.

Su ejemplo nos puede llevar a una experiencia similar. Decididos a no negar nada a Dios, animémonos pues, a ser farolillos: a iluminar con la Luz que está con nosotros.

Dediquémonos a reflejarla aun en los momentos de oscuridad, porque será Ella la que nos ilumine y la que hará nuestro trabajo fecundo.

Que así sea.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Saúl Lopez -

Hola, ¿donde se puede encontrar el libro "Fire Within" en castellano?

Gracias,
-Saúl

dorota -

Bienvenido, Rondon.
Como Joaquim decía, creemos que será suficiente con tu intención, aunque esperamos tenerte pronto entre nosotros.
Un cordial saludo.

Rondon -

Muy interesante, y algunos lo consideran el secreto de la felicidad. Ultimamente lamento no tener mas tiempo para participar de vez en cuando, pero queria animaros a seguir.

dorota -

Desde luego que sí...
... ¡esperémoslo!...
Me alegro de compartir contigo esa ambición

Joaquim -

Qué tarea tan bella la de intentar iluminar a los demás con la luz del amor. Espero que a los que no tenemos mucho éxito nos sea contada la intención.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres